domingo, 3 de febrero de 2008

En Pekin, si les va a dar tiempo

Ya estoy en Amsterdam de vuelta a Madrid.
En Pek'in ni rastro de la nieve (vamos, que mis Panama Jack vuelven v'irgenes a casa). Busqu'e a la Calaf por todo Pekin para comentarle eso, y tambi'en para ver si podia robarle el abrigo de criatura de la era Terciaria. Aquello no era fr'io, era mas que frio. Pero bueno, el viaje ha estado bien y me he reecontrado con China, de donde sal'i hace cuatro a;os jurando no volver.

Aqui no saben lo que es eso de que no les va a dar tiempo. Tienen los pabellones olimpicos terminados desde hace meses, levantan hoteles de un mes para otro, a los taxistas les han obligado a ir a clases de ingles o les quitan la licencia, tambi'en les han prohibido mascar ajos crudos en el taxi y raparse el pelo al cero para no acojonar al cliente. Algunos si que saben algo de ingl'es, otros directamente te hablan con toques de bocina (fui testigo).

Por cierto, estoy indignada con que las peliculas de los aviones que estan en espa;ol esten en realidad en mejicano. Me he puesto a ver Scoop de Woody Allen, y he tenido que quitarlo despu'es del orale comprade que pr'acticamente sale diciendo Woody Allen.

Ma;ana os cuento mas. Pero como lo importante es lo importante, si, tengo cinco North Face en mi maleta, de todas las tallas y colores. Crucemos los dedos para que lleguen a Barajas.

4 comentarios:

LaNegra dijo...

Jajaja
Api, por mucho que nos suba la media, espero que nadie se haya conectado para ver el parte de los North Face...

tigris dijo...

Doy fé de la llegada de los abrigos ;-)

Sí, yo fui uno de los indeseables que le pedí uno :$

Friki Monki dijo...

Bienvenida! Me alegro que China te mostrase su cara más amable. ¿Pudiste preguntarles si el logotipo de las olimpiadas lo idearon así? ¿Viste algunos aros olímpicos como estos?

Nos vemos! (espero)

Api dijo...

No me seas subversivo, friki monkie, que a todo le quieres ver (nótese también mi sutil y fino sentido del humor) una segunda vuelta.

Ayer vi una manifestación de vecinos del barrio reclamando tu vuelta.