jueves, 20 de septiembre de 2007

Cuando dos son multitud


Me cuenta LaurenMi que esta noche ha pillado. Y que bien. Pero que tiene sueño. Al parecer el ataque de somnolencia no se debe a un bombeo continuado durante toda la noche. Si no a que la chica no ha tenido el detalle de irse a su casa después de la batalla. Y que a él se le hacía un poco heavy decirle que se fuera, aunque él le pagaba el taxi. En el fondo va a resultar que es un caballero, y que nos ha salido “de los sensibles”.
Cuente a su favor –de LaurenMi- que la cama es de noventa y que así o se duerme en altura o no hay manera. A no ser que se abracen fuerte o se duerma de perfil. “Y yo después del acto me pongo muy quisquilloso”, me decía. En mi opinión el problema es, una vez más, de tamaño. En este caso de tamaño de la cama. Dos adultos en noventa centímetros se tienen que querer mucho. Y aquí no hablamos de amor. Queremos decir sexo. Creo.

En mi opinión, para estos casos, se le abren a LaurenMi varias alternativas.

1-. Irse a dormir al sofá (lo de la bañera es más de sainete, y no tengo claro que tenga bañera).

2-. Comprar una cama más grande –lo que al parecer obligaría al afectado a moverse por su casa con saltopic-.

3-. Comprar un par de literas, lo que además les permitiría integrar en el espectáculo nuevos números.

4-. Pasar del rollo sensible, hacerse una camiseta que ponga “No quiero ser tu novio, sólo quiero echar un polvo AUNQUE TENGA CARA DE BUENO" , y después decidir si la echa de la cama y le paga el taxi o si sólo la echa de la cama.

Recuerdo que, hace años, el banderillero me contó que él tenía un conocido que le pagaba el taxi a la novia para que se fuera a casa después del acto. Y que le parecía humillante. Algo similar a lo que me decía hoy mi amigo. Cuando yo me he ido con nocturnidad de una cama nunca me han pagado el taxi. Tampoco se lo he pagado a nadie tras saltar de mi colchón. Nunca me había parado a pensarlo, pero … ¿tan humillante os parece que os den la pasta para el taxi?

Api, pensativa.

PD. Conste que si pongo nombre es porque cuento con la autorización por escrito del citado.

7 comentarios:

LaNegra dijo...

Sólo puedo decir dos cosas:
- sois grandes (los dos) por eso sois mis amigos
- prometo un comentario más largo, que necesito releerlo, tanta perla me ha cegado (y además estoy de mudanza snif, snif, snif)

Api dijo...

ánimo
esta noche lo celebramos con champán francés.

LaurenMi dijo...

Como dicen en la tele, por alusiones: la verdad es que la opción 4 va tomando fuerza. Como medida para solucionar este problema que yo, como hombre y "ser hupano" padezco, lanzo desde aquí un mensaje a todas esas revistas del tipo "Cosmopolitan", "Woman" o "Superpop", para que dejen de decirles a las tías lo mucho que nos gusta que nos acaricien el lóbulo inferior derecho de la oreja izquierda con un cepillo de cerdas sudafricanas mientras nos leen el libro gordo de petete, y que publiquen un artículo que se llame: "Lo mucho que a ellos les encanta dormir solos despues de follarnos".

Saludos afición.

Api dijo...

LaurenMi Selección.

((y punto en boca))

Friki Monki dijo...

Anda que por dormir mal una noche te vas a herniar... ¡Ah! ¿que es algo habitual y cotidiano? ¡Torero!

Lo mejor para la estabilidad de una relación es dormir en camas separadas.... 400 km. Doy fe.

Api dijo...

Estabilidad no sé yo si es la palabra más exacta.

Por comentar.

Pepa la Loba dijo...

Antes de encontrar a la especie de Mr. Ropper que tengo por marí'o (debió ser por allá del pleistoceno, o algo así) yo pasé varias fases porque también tenía cama pequeña (de 1,05 pero es que estoy gorda qué le voy a hacer):
1.- les decía que tenía a mi madre de asistenta y llegaba siempre pronto y no quería que me echase el moco por encontrar un hombre, o dos, en mi cama
2.- cuando eso ya no sirvió porque con dos copas había contado mi vida de provincias y al soltar el cuento de mi madre fregona me decían pero tu madre no vive en X, pasé a seguir utilizando la excusa de la asistenta pero cambié la nacionalidad y me invité una polaca de Juan Pablo Segundo te quiere todo el mundo y que no iba a entender que hubiera un hombre, o dos, en mi cama.
Y cuando ya la polaca no era excusa porque ahora las polacas están a cuarto y mitad de jamón pata negra las cabronas, ya directamente les dije que roncaba mucho y tengo aerofagia

Yo creo que si no vas a caer dos veces en el mismo coño pues más vale ponerse una vez roja que mil amarilla. Vamos digo yo