martes, 9 de octubre de 2007

Beber es vida


LaurenMi, me la juego. Otro post bajo los efectos del alcohol. Llevaba unos días añusgada, ni escribía ni aparecía por aquí. Nunca pensé que llegaría al límite de reconocer que estoy viviendo para trabajar. Quién me lo iba a decir a mí. Nadie es perfecto.

Pero hace cosa de una hora nos han convocado a una reunión, en la que ha dado su discurso Lluvia Amarilla. Yo he preferido dedicarme a otro tipo de líquido amarillo, más fresquito y bastante más atractivo. La entrada ha sido perfeeecta. Nada más pisar el último escalón, con un suave movimiento he pillado la última cerveza de la bandeja. Ovación entre el público. Tantos años trabajándome el canapeo tenían que notarse.

Y así, mientras unos y otros se dedicaban halagos, yo me dedicaba a lo mío. A dolor. Hasta que me he dado cuenta de que nos quedábamos solos bebiendo Bic y yo. Bic ha dejado el vaso. Yo me he subido con mi tubo de laboratorios Mahou hasta mi mesa. Y ahora lo tengo aquí delante de la pantalla. Vacío. Como un trofeo de caza. Eso, o para que cuando esta semana me corte las venas, metan ahí la sangre y, por lo menos, la aprovechen para donar. Sigo a lo mío.

3 comentarios:

LaNegra dijo...

¡Qué grande eres Api! ¡Qué grande!
Como si lo viera, se "suave movimiento", ese vaso-trofeo, esa sonrisa patrocinada por Mahou mientras te cagas en Lluvia Amarilla y en su etirpe...

Definitivamente, tienes toda la razón, BEBER ES VIVIR ;-)

Api dijo...

Y a veces hasta en el que pudo ser su estirpe pero se quedó a las puertas.
Y que nos busca y nos busca, pero no nos halla.

Pepa la Loba dijo...

el lúpulo está afectando a las neuronas de mala manera. o es el exceso de él en las de api o el defecto en las mías porque releo el post y me pasa como con las películas checas, que joder todo el mundo habla de lo bonitas que son y a mí es que me entra un pis que no puedo aguantar. m'aburro y no entiendo na' ay que me meo toa